Llamados de Atención en el Trabajo – ¿Cómo Funcionan? ¿Para qué sirven?

Llamados de atencion¿Sirven para nada? o ¿Tienen alguna función realizar llamados de atención? . . . aquí vamos a abarcar todo sobre este método.

Los llamados de atención en una empresa pueden llegar a atenderse como una medida disciplinaria ante un mal comportamiento del trabajador. . .

Pero, se debe tener mucho cuidado ya que hay ciertas medidas que no se pueden tomar por parte de la empresa con el trabajador.

¿Qué función cumple los llamados de atención?

La advertencia en el trabajo puede entenderse como una medida educativa, que tiene como objetivo instruir a los empleados sobre su comportamiento. De lo contrario, permanecer desobediente puede llevar a algún castigo o brindarle una licencia no remunerada.

En casos extremos, el empleador puede rescindir el contrato de trabajo, haciendo que el empleado sea despedido por una causa justa (Siempre y cuando estos llamados sean basados en faltas reales, es decir, que violen alguna norma del reglamento interno de trabajo).

El ambiente de trabajo se rige por normas de convivencia, de conducta y otras normas que tienen por objeto organizar las actividades dentro de la empresa.

Por lo tanto, es fundamental que los empleados sean conscientes de todos sus deberes y obligaciones para que sean precavidos y eviten recibir una advertencia en el trabajo.

¿Qué es una advertencia en el trabajo?

Es común que la gente siga viendo la advertencia como una forma de castigo impuesta por el empleador al empleado. Sin embargo, esta práctica debe ser vista como un medio de alertar al empleado de un acto irregular. Es decir, llamar la atención sobre un comportamiento inapropiado que debe ser evitado.

¿Quiere saber cuál es la mejor manera de actuar en una situación de desobediencia o irresponsabilidad por parte de sus empleados? Continúe leyendo este texto y aprenda cómo debería funcionar la advertencia en el trabajo. . .

Pero, ¿Cómo debería Funcionar?

Una advertencia en el trabajo es una forma de advertir a un empleado que no respeta ciertas reglas de la empresa.

Es una forma de señalar al empleado que su comportamiento no es el esperado y que, si tal situación se repite, el castigo puede ser más severo, llegando incluso al despido por causa justa.

Hay varias razones que hacen que un empleado acepte una advertencia en el trabajo. Las más comunes son por el uso del teléfono móvil o las redes sociales durante las horas de trabajo, retrasos o ausencias injustificadas, ropa inapropiada, bajos ingresos, descuido e insubordinación.

El tipo de advertencia puede variar según la posición de la empresa en una situación determinada.

¿Cómo se debe aplicar una advertencia?

Aunque está regulada por la Consolidación de las Leyes Laborales, esta práctica no debe llevarse a cabo libremente. . .

Por lo tanto, debe aplicarse correctamente para evitar problemas posteriores. La advertencia en el trabajo debe ser vista, por la organización, más como una forma de educar que de castigar. El objetivo es mostrar al empleado el comportamiento que se espera.

Cuando se aplica correctamente, la medida cumple su función sin generar fricciones entre los directivos y los empleados.

Por lo tanto, es importante que los dirigentes de la empresa sepan cómo actuar cuando un empleado infringe las normas hasta el punto de necesitar ser advertido, ya que es derecho de la organización castigar a quienes causan desórdenes en el entorno laboral.

Tipos de llamados de atención

Advertencia verbal

Este tipo de advertencia debe ser la primera medida que tome el empleador para alertar al empleado sobre cualquier irregularidad cometida.

¿Cómo debe hacerse?, debe hacerse sin la presencia de terceros, como colegas de trabajo o clientes, a fin de evitar problemas futuros, como procedimientos legales o compensación por daños morales. Además, el empleado nunca debe sentirse humillado.

Además, el empleado tiene derecho a recibir todos los detalles del error cometido. En otras palabras, este momento debe ser utilizado para guiar correctamente al empleado que ha sido advertido, con el fin de evitar que situaciones similares vuelvan a ocurrir.

Advertencia escrita

Después de aplicar una advertencia verbal, el empleado que cometa el acto reprobable a partir de entonces será advertido por escrito en un documento adecuado emitido en dos copias.

La información contenida en la advertencia es fundamental para asegurar su legalidad. El sector responsable debe detallar la falta cometida en base a la legislación laboral y el código de normas de la empresa.

La advertencia escrita debe especificar que el empleado ya ha sido advertido verbalmente. Otra medida para que el documento sea válido es recoger la firma de dos testigos cuando el empleado advertido se niega a firmar.

Además, la amonestación por escrito debe hacerse inmediatamente después del acto punitivo, salvo en situaciones que deben ser comprobadas.

Suspensión

Si el empleado ya ha recibido una advertencia verbal y escrita y vuelve a cometer el mismo error, la empresa puede imponer una suspensión y descontar los días de trabajo de la siguiente nómina.

No hay ninguna norma que especifique cuántas advertencias puede recibir un empleado, sin embargo, en la aplicación de una suspensión, es el buen sentido del empleador. La suspensión puede ser de 1 a 30 días.

Despido por Justa Causa

Esa es la actitud más extrema a la que puede llegar una advertencia en el trabajo. El despido por causa justa sólo debe tener lugar cuando la organización entiende que, de hecho, las actitudes del empleado no están mejorando.

Además, el comportamiento del empleado puede estar afectando la productividad de sus colegas y los resultados de la empresa.

La advertencia en el trabajo se utilizará para garantizar las buenas prácticas y el buen ambiente de la organización.

Depende de los gerentes interpretar cada situación individualmente. Por ejemplo, si un buen empleado comienza a comportarse de manera inadecuada, puede ser el caso si la empresa trata de comprender si está experimentando alguna dificultad particular o no está motivado por su trabajo.

Deja un comentario